CAMBIO CLIMÁTICO PODRÍA SER EL RESPONSABLE DE LA APARICIÓN DE UNA SUPERBACTERIA

Un nuevo estudio siguiere que la actual crisis climática del mundo tendría como consecuencia la aparición de una superbacteria resistente a todos los medicamentos conocidos; se trata de la Candida auris, la cual se ha expandido en 30 países del mundo después de su descubrimiento en 2009.

Originalmente se localizó en India, Venezuela y Sudáfrica al mismo tiempo; lo cual sorprendió a los investigadores, sobretodo porque procedía de cepas distintas. No sólo eso, es un hongo muy raro capaz de alojarse en el organismo humano afectándolo de manera negativa.

“El argumento que estamos haciendo en comparación con otros hongos familiares cercanos es que a medida que el clima se ha vuelto más cálido, algunos de estos organismos, incluida la Candida auris, se han adaptado a la temperatura más alta y, a medida que se adaptan, se abren paso a través de las temperaturas protectoras de los humanos”.

El estudio señala que esta bacteria fúngica podría representar una gran amenaza para la salud pública, no sólo por el hecho de que es resistente a los medicamentos; también porque afecta directamente al torrente sanguíneo, lo que hace más difícil su eliminación por vías naturales o medicinales.

Más allá de lo peligrosa que pueda ser la Candida auris como superbacteria, investigadores de todo el mundo están preocupados por lo que esto representa. Es considerada un signo claro de lo que puede pasar si se acentúa el cambio climático, al afectar de manera negativa los diversos organismos.

Se cree que se podría detener e incluso revertir los avances hechos en el campo de la medicina; pues bacterias, virus y demás podría hacerse más resistentes a los antibióticos y a las defensas naturales de los seres vivos complejos; debido al aumento en la temperatura.
Sobretodo porque derivarían en padecimientos desconocidos para médicos de todo el mundo; pudiendo ser confundidos con otras enfermedades y siendo trasmitidos por los mismos hospitales debido a que se pueden alojar en los materiales de operación o revisión cotidianos.

Por lo pronto advierten que se necesitan mejores sistemas de vigilancia e identificación de estos agentes. Ponen de ejemplo como la Candida auris fue sometida a altas temperaturas y se pudo adaptar sin ningún problema.

Entradas relacionadas